En 1992 Barcelona se presentaba al mundo con unos Juegos Olímpicos cuya ceremonia de inauguración siempre destacará en los anales del olimpismo. Desde entonces, todas las sedes han intentado imitar ese espíritu de la ciudad condal. 

En estos Juegos el abanderado español fue Felipe VI, que por aquel entonces era heredero a la corona. Como su hermana la Infanta Cristina cuatro años atrás, el actual Rey de España portó nuestra bandera en representación de todos los deportistas del país, incluido él mismo: Don Felipe formó parte del equipo de soling de vela, de hecho recibió el diploma olímpico ya que terminó sexto.

Precisamente la vela es el deporte que más abanderados ha brindado a nuestro país en los Juegos de Verano. En total han sido cinco, el último Luis Doreste en Atlanta 96. El canario es una de las figuras más representativas en su disciplina y lleva la vela en la sangre, su hermano Josele conquistó el oro en Seúl 88. Sin embargo, fue Luis el primer español en conquistar dos oros olímpicos: en Los Ángeles 84 y en Barcelona 92. En la cita de Barcelona el COE quiso homenajearle invitándole a pronunciar el juramento olímpico.

Si la vela es el deporte rey en los Juegos de Verano, en los de Invierno lo es el esquí alpino: hasta en 16 ocasiones los abanderados españoles han pertenecido a esta disciplina. De ellas, cuatro las han protagonizado dos mujeres: Blanca Fernández Ochoa y Ainhoa Ibarra. Las doslucieron el emblema rojigualda antes que la Infanta Cristina: en Sarajevo 84 y Albertville 92, Ochoa, y en Calgary 88 y Lillehammer 94, Ibarra.

Pero volvamos a Barcelona, aquella cita tan especial también será recordada por los 22 metales logrados por los españoles, máximo histórico hasta la fecha. Una de esas medallas la consiguió el equipo de waterpolo: El oro estuvo cerca, tan cerca que el partido se resolvió en favor de los italianos tras tres prórrogas. Pero en Atlanta 96 España, capitaneada por Manuel Estiarte, se quitó la espinita alcanzando el lugar más alto del podio olímpico. Por ello, el capitán sería el elegido para desfilar con la bandera en Sídney 2000. Fue la primera vez que un deportista salía de la piscina para liderar los pasos de la delegación española en la ceremonia inaugural…  Y esperemos que dentro de poco una nadadora le suceda. #MireiaAbanderada