Cuando Jan Frodeno estableció un brutal récord del mundo de Ironman el pasado mes de julio, quedamos admirados ante tal hazaña, pero a su vez nos quedamos con la curiosidad de saber cómo era el escenario en el cual dicha proeza tuvo lugar.

¿Cómo es esta prueba Ironman que curiosamente no pertenece al circuito oficial?

El DATEV CHALLENGE ROTH perteneció al circuito oficial Ironman hasta 2001. Pero en 2002 los organizadores decidieron desvincularse del circuito y desarrollar lo que hoy en día es la carrera de distancia Ironman más importante de Europa, en la que se citan anualmente 4000 participantes.

El Ironman de Roth pertenece a un circuito de más de 40 carreras en los 5 continentes llamado “Challenge Family”. Para todos los grandes aficionados al Ironman, participar en Roth es prácticamente un sueño: a los pocos segundos de abrirse las inscripciones, las plazas se agotan.

De una forma muy atractiva, la organización está impulsando nuevas opciones para que los triatletas puedan obtener una plaza directa: premiaran a los participantes que compitan en pruebas de la “Challenge Family” y demuestren su compromiso con el circuito mediante su participación y promoción en redes sociales, o mediante una participación solidaria o actividades similares. De esta manera buscarán a los mejores embajadores del evento en todo el mundo.

Roth no es el escenario del récord del mundo por casualidad. Compite con Klagenfurt (Austria) en ser el más rápido del planeta (entre ambos copan las nueve mejores marcas de todos los tiempos).

Donde no tiene competidor es en su antigüedad. Considerado como el más antiguo de Europa, también fue premiado en el año 2011 como el mejor triatlón del mundo. Es además una de las pocas pruebas en las que la natación es ida y vuelta (en el Canal Rin-Meno-Danubio).

Vivir en primera persona la mítica subida “Solar Berg” en la que miles de personas se congregan para animar a los triatletas que se retuercen sobre sus bicicletas, o llegar al centro de Roth en la línea de meta donde una muchedumbre recibe a los finishers en una fiesta que dura todo el día, es algo difícil de olvidar.

Razones todas concluyentes para que desde #123acorrer recomendemos disfrutar de esta prueba. Las condiciones climáticas y el ambiente que lo rodea hace de esta competición una parada obligada.