Uno de los elementos que más tenemos que tener en cuenta a la hora de practicar deporte es conocer bien el número de pulsaciones que tenemos en el cuerpo. Sin esto, muchas veces podremos tener complicaciones en caso de problemas al hacer deporte. Pero para saber cuántas tenemos, lo mejor es saber cómo medirlas. Desde aquí te dejamos varios métodos.

-        Pulsómetro. Es el método más seguro y preciso. Atándote una banda al pecho podrás conocer tu frecuencia cardiaca de forma casi instantánea y de manera concreta. Con estos datos podrás planificar de una forma única tus entrenamientos y momentos en reposo.

-        Mano al pecho. Otra de las formas más sencillas es poniéndote la mano en el pecho y contar las pulsaciones que emite tu cuerpo durante un minuto. Sin embargo, esta forma puede ser imprecisa al coincidir pulsaciones y ritmos cardiacos.

-        Dedos al cuello. También se pueden colocar los dedos índice y medio sobre el cuello, en la carótida, específicamente a un lado de la nuez de Adán y contar durante un minuto las pulsaciones.

-        Dedos a la muñeca. La forma más aceptada. Para hacerlo, hay que presionar con el índice y el medio en el inicio de la mano, al lado del hueso radial en la parte más externa de la muñeca) hasta sentir las pulsaciones.