El nombramiento de Mireia Belmonte como representante de la delegación española es un reconocimiento a una carrera llena de éxitos: “Es una función especial que no todos pueden hacer. Llevar la bandera de tu país es muy bonito y que seamos los elegidos es un privilegio”.

La nadadora de Badalona se convierte así, en la tercera mujer en la historia del olimpismo español en abanderar a España. Además, por primera vez en la ceremonia de inauguración de unos Juegos habrá dos abanderados por país. El piragüista Saúl Craviotto completará la dupla representante de la delegación española.

Nuestra embajadora, atendió a los medios en el Work Café del Paseo de Gracia de Barcelona en un encuentro online. Además de compartirnos esa ilusión que tiene por ser la abanderada, Mireia habló de otros puntos clave, como es el de su preparación de cara a los Juegos.

La campeona olímpica en Rio 2016 afirmó que este ha sido un año complicado para ella: “La cabeza te dice una cosa y el cuerpo otra y buscas el equilibrio. A estos juegos quería ir sí o sí y es la ilusión de estar en los cuartos Juegos lo que me ha hecho salir adelante y no tirar la toalla”.

Precisamente una de sus complicaciones ha sido la lesión de sus hombros, que le va a impedir competir en su prueba estrella, los dos 200 metros mariposa. En la cita nipona, Mireia tendrá cuatro pruebas: 400 m estilos, 800m 1500m y 4x100 relevos.

Cuatro oportunidades para poder conseguir alguna medalla que engrandezca aún más su carrera. “Me tomo estos cuartos Juegos como los primeros y los voy a disfrutar a tope”. Que no falte la ambición, campeona.

Aquí te mostramos cómo se han hecho eco los medios de comunicación de la visita de nuestra embajadora.