No es la primera vez que hablamos de Eneko Llanos en #123acorrer. La gran temporada que está realizando es una de las gratas sorpresas para el triatlón español. Curiosamente, al contrario que otros triatletas, el rendimiento del  deportista de Vitoria va mejorando con la edad. Y es que podemos decir que, a sus 40 años, Eneko está sin duda en uno de los mejores momentos de su carrera.

¿Cuál es su secreto para conseguir todos estos grandes éxitos? Para el triatleta gasteiztarra, sin duda la clave es el entrenamiento. Alrededor de 7 horas diarias durante 6 días de la semana, ahí es nada. La distancia de Ironman no admite otra receta que trabajo, trabajo y más trabajo.

Sorprendentemente, y al contrario que otros triatletas, Eneko tiene una peculiaridad: es vegetariano. Para deportistas con este desgaste físico, en principio esto supone un hándicap importante, pues el gasto calórico diario es enorme. Se calcula que para realizar este tipo de entrenamientos se necesitan consumir alimentos por valor de 8.000 calorías al día.

Pero Eneko no pone excusas, tiene un respeto completo a la vida animal y a pesar de que no puede consumir ni carne ni pescado, consigue mantener su peso llevando un riguroso control.

El palmarés de Eneko Llanos es impresionante. Su victoria más importante tuvo lugar en el año 2013, cuando se proclamó campeón de Europa de Ironman en la ciudad de Frankfurt. También ha ganado otras grandes pruebas como el Campeonato Asia-Pacífico de Melbourne, Australia o el Ironman de Lanzarote.

El triatleta vasco lleva compitiendo al más alto nivel más de 20 años. En sus inicios compitió en la distancia olímpica y no fue hasta 2005 cuándo comenzó a disputar Ironman. Actualmente no ha perdido la ilusión por competir, el deporte es su vida. Cuando su duro entrenamiento se lo permite, a Eneko Llanos le gusta practicar surf. Si quieres conocer más de su impresionante carrera puedes visitar su web oficial.