Para la ocasión, hasta 2.500 mujeres se podrán reunir y recorrer los 4 kilómetros del circuito alavés, que empezará y terminará en dos zonas distintas del pabellón Buesa Arena. El número de participaciones está limitado, de acuerdo con las medidas sanitarias. De la misma forma, se regulará la distancia de seguridad, así como el uso de la mascarilla. Todo para que el domingo a las 10:30 h, Vitoria sea una auténtica fiesta para las mujeres deportistas. Quien lo desee también tendrá la posibilidad de correr individualmente la Carrera Virtual a través de la app oficial de la Carrera de la Mujer.

La carrera tendrá una invitada muy especial, y es que Eli Pinedo, leyenda del balonmano español, también se sumará a la causa y recorrerá el tramo de 4 km ejerciendo de anfitriona. Esta no será la primera vez que la alavesa corre en la Carrera de la Mujer, ya que en octubre de 2020 formó parte de la cita de Vitoria. Una carrera donde recibió un homenaje pero que por las circunstancias sanitarias no se pudo celebrar con público. En esta ocasión, Eli podrá vivir el calor de sus paisanas.

Una vez se complete el recorrido, habrá un puesto de venta de merchandising social, una forma de colaborar con los colectivos que más lo necesitan. Por parte de Banco Santander, se podrán adquirir los calcetines y calcomanías del proyecto de Wanawake Mujer. Además, la propia Carrera de la Mujer pondrá a la venta 11 modelos de muñecas en forma de pin, elaborados a mano por mujeres en riesgo de exclusión social.

Toda la programación fue presentada el martes en el salón de actos del Ayuntamiento con la presencia de Martín Fiz, embajador Sports Santander y presidente de honor de la Carrera de la Mujer y del alcalde de Vitoria, Gorka Urtarán. También asistieron la concejala de deportes Livia Claudia López, las representantes de la Asociación Asamma Vitoria, Txus Aguirrezabal y Elena Sagaseta, de la Asociación Clara Campoamor. Tampoco faltó al acto Patxi Ormazabal, presidente de AECC Álava.