Arranca de nuevo el circuito de la Carrera de la Mujer y en su edición XVII lo hace en Valencia, el próximo 11 de septiembre. 4.000 corredoras tomarán la salida el sábado a las 19:00h en la zona de la playa y lo harán en tandas de 700 cada 20 minutos. 

Las mujeres mayores de 12 años que estén correctamente inscritas tendrán un tiempo máximo de 75 minutos para completar el recorrido de unos 6 km, completamente llanos. Las participantes podrán recoger su camiseta, su dorsal y la bolsa el viernes 10 de septiembre (de 10 a 14 y de 16 a 20 horas) y el mismo sábado 11 (de 10 a 14).

Esta es la primera de las 8 ciudades que acogerán hasta final de año el evento deportivo femenino más grande de Europa. En las próximas semanas le seguirán Vitoria, Gijón, A Coruña, Madrid, Zaragoza, Barcelona y Sevilla. Eso sí, cumpliendo siempre las medidas de seguridad sanitarias anti Covid-19 en todo momento.

Para celebrar el inicio del circuito durante el fin de semana se ofrecerán en Youtube tres sesiones en directo de música, baile y ejercicio. El viernes 10 de septiembre a las 19:00h comenzará con una sesión de Ballet Fit. El sábado habrá Full Body para quemar calorías al ritmo de la música y cerrará el evento el domingo 12 a las 10:00h una sesión de Yoga para ganar flexibilidad. 

Al igual que en ediciones anteriores, el espíritu solidario de la Carrera de la Mujer seguirá presente y se realizará una donación a la Asociación Española Contra el Cáncer al final del circuito. También se seguirá apoyando a tres fundaciones centradas en proteger a las mujeres, cada una en su ámbito: Wanawake Mujer, Pulseras Rosas y Clara Campoamor. Al mismo tiempo, en Valencia se han puesto a la venta 50 dorsales 100% solidarios a favor de Xarxa, la Asociación valenciana de Mujeres con Discapacidad. 

Un año más, se mantiene entre los objetivos el esfuerzo para que las mujeres de todas las edades se incorporen a la práctica habitual de deporte, la lucha contra el cáncer y combatir la violencia de género, así como las desigualdades sociales y educativas que sufren las mujeres.

Todas las mujeres lucirán el número 016 en sus dorsales, que es el número de atención a las víctimas de violencia de género y no deja rastros en las facturas telefónicas.