Tras los Juegos de Tokio, donde cumplió un sueño como el de ser la abanderada de España, Mireia Belmonte ya se ejercitaba para disputar París 2024 a su máximo nivel. Para un deportista tener ambición y superar las adversidades son aspectos claves para seguir alargando su leyenda y, obviamente, Mireia tiene ambos.

En la cita nipona, nuestra embajadora arrastraba problemas en el hombro y le limitaron en las pruebas que disputó. Sin embargo, la nadadora de Badalona ya encara con ilusiones renovadas sus próximos objetivos.

A corto plazo, tiene en mente competir en el Europeo de Roma que se celebrará en agosto. Hasta ese momento, se estará entrenando en el CAR de Sant Cugat, donde se preparará para exponer un buen rendimiento y seguir demostrando en París que es candidata a todo si llega en plenas condiciones.

No obstante, aunque en agosto tenga ya una competición continental como el Europeo, Mireia no deja de lado su gran meta: llegar a París de la mejor forma posible. Desde Banco Santander te mandamos todo nuestro apoyo para que tu tiempo de preparación sea el mejor que puedas tener.

¡Vamos con ello, Mireia!