La nadadora española se encuentra dentro de la convocatoria facilitada por la Real Federación Española de Natación, formada por 22 nadadores. La presencia de Mireia es la nota más destacada, así como las opciones más reales de sumar medalla para el combinado español.

La catalana llega a Roma con el claro objetivo de seguir progresando en su preparación de cara a las siguientes olimpiadas, las cuales tendrán lugar en París, y podrían ser sus quintos Juegos Olímpicos, un hito a la altura de muy pocos deportistas. La competición europea se disputarán en la capital italiana entre el 11 y el 17 de agosto y será la reaparición de la reciente campeona de España de 200m estilos.

Mireia Belmonte, tras no haber podido participar en el último Campeonato de Europa en Budapest por una lesión en el hombro, llega a Roma inscrita en varias pruebas para ponerse a prueba después de haber competido en los últimos meses, únicamente, en el memorial Paulus Wildeboer. Nuestra embajadora tratará de conseguir metal en 400 estilos (13 de agosto), 100 mariposa (14 de agosto), 200 estilos (15 de agosto), 200 mariposa (16 de agosto) y 400 libres (17 agosto).

Todas las pruebas son consideradas de corta distancia, ya que la mejor nadadora española de todos los tiempos ha optado por ir dejando de lado las pruebas más largas en busca de cuidar y preservar sus hombros de forma óptima, así como poder realizar entrenamientos de una mayor calidad.

La ambición y la preparación de Mireia es de sobra conocida por todos los amantes del deporte, y en esta nueva andadura seguro que el coraje y la determinación de nuestra nadadora sirve para sumar una nueva medalla a su extensísimo palmarés, el cual está dentro de la historia de la natación y del deporte en general.