El Campeonato del Mundo de Ironman de St. George es el horizonte de muchos de los triatletas españoles. Nuestro embajador Santander, Javier Gómez Noya, también tendrá la intención de disputar esta cita dentro de su planning de objetivos para este 2022.

El gallego ha arrancado el año con un triunfo muy merecido en el Ironman 70.3 de Pucón y ha anunciado que participará en el Movistar Madrid Media Maratón, una prueba que nuestro embajador suele frecuentar. El 9 veces campeón del mundo confirmó hace unos días que repetirá su presencia en Madrid dentro de dos semanas: “Os quiero informar de que el próximo 3 de abril volveré a estar corriendo por las calles de Madrid. Espero veros a todos por allí y que disfrutéis de un gran día de carreras”, anunció en su cuenta de Twitter.

Con 39 años recién cumplidos y con muchas competiciones a sus espaldas, ha dado las claves de cómo un deportista puede alargar tanto su carrera al máximo nivel. Su pasión y motivación van de la mano para lograr una consistencia que le han llevado a ser uno de los triatletas más laureados de la historia.


Su fórmula para mantenerse en la élite

En estos últimos años, ha apostado por un entrenamiento más polarizado: un 70% de trabajo de base aeróbica y un 30% restante en alta intensidad. Además de las tres modalidades que ejerce en su deporte, el ciclismo ha sido la parte de la competición que más está intensificando su ritmo en los últimos meses. El entreno de pista ha sido relegado por las horas interminables encima del rodillo.

La resistencia a la fatiga, una de sus principales bazas, continúa fortaleciéndola con el paso de los años. Esta característica de nuestro embajador ha sido una de las claves en sus triunfos frente a rivales que llegaban a correr más que él.

El hecho de que una leyenda como Javi Gómez Noya continúe en el máximo nivel no es mera casualidad. Muchas horas al día de esfuerzo, sacrificio y entrega le han fortalecido física y mentalmente durante tantos años de carrera deportiva. La llave competiendo en la élite está en la persistencia, en continuar realizando el trabajo constante que ha ido labrando desde que comenzó y en seguir mejorando cada día con el paso de los años.

Desde el Banco Santander, estamos orgullosos de contar con un embajador como él. Nuestro triatleta se está preparando para unos meses importantes en este 2022 y nosotros seguiremos disfrutando de su pundonor, su profesionalidad y su talento.

¡Mucha suerte para tus próximos retos, Javi!