Salir a correr en invierno puede resultar una tarea complicada. El frío agarrota nuestros músculos y penetra en nuestras vías respiratorias, generando una sensación de quemazón y falta de aliento cada vez que inspiramos.

Además, el outfit de entrenamiento también puede resultar un dolor de cabeza puesto que salir a correr con demasiadas capas puede dificultar la tarea, pero salir menos abrigado de lo necesario puede provocar que nuestra intentona para hacer ejercicio se vea truncada.

Por este motivo, te damos una serie de consejos para que salir a correr durante el invierno sea una tarea totalmente satisfactoria y sin contratiempos.

La vestimenta

La ropa que eliges es de vital importancia. En este caso, la elección más aconsejable es la de abrigarse a base de varias capas finas. Esta opción es mejor puesto que las prendas finas son más ligeras.

Aléjate de las prendas de algodón porque retienen el sudor y, en vez de abrigar, te darán más frío. Además de poder generarte problemas de salud, claro. Es más recomendable utilizar prendas especializadas que sean transpirables y mantengan la temperatura corporal.

En este caso, lo indicado es utilizar camisetas técnicas, tanto de manga corta como de manga larga, e incluso un cortaviento para protegerte del viento o de la lluvia.

También es importante mantener cubiertas todas las partes del cuerpo. El frío penetra por las extremidades, por lo que es importante abrigar las manos, la cabeza e incluso las rodillas, así que correr con pantalones cortos no es nada recomendable. Por ello, lo mejor es utilizar unas mallas deportivas. Se adhieren perfectamente a tu figura, son ligeras y te protegen de las bajas temperaturas.

Como complementos, unos guantes deportivos y un gorro serán tus grandes aliados en esta tarea. Pero tampoco podemos olvidarnos de la garganta, con lo que una braga deportiva también será de gran ayuda. Un elemento más que recomendable en tu atuendo de runner invernal.

La técnica

Una vez tenemos preparado nuestro vestuario para salir a correr, toca detenerse en la técnica. Este apartado es igual de importante, puesto que determinará el éxito de nuestra sesión de entrenamiento o que abandonemos a los pocos minutos.

En primer lugar, vamos a hablar de la respiración. Como comentábamos al principio del artículo, es normal sentir una sensación de quemazón cuando se corre con frío, pero esto es provocado por no respirar correctamente. Con bajas temperaturas, lo recomendado es inspirar por la nariz, puesto que calienta el aire frío al inhalarlo y espirarlo por la boca.

El aire frío y seco estrecha las vías respiratorias en lo que se conoce como broncoconstricción. Algunos de sus síntomas son la tos, sibilancias respiratorias o la sensación de falta de aliento. Por ello, para evitar todos estos efectos adversos, es mejor inspirar por la nariz y espirar por la boca.

También es importante realizar un buen calentamiento. El frío provoca mayor rigidez en la musculatura, por lo que es crucial realizar un calentamiento adecuado antes de salir a la calle.

Este puede incluir cualquier ejercicio con el que te sientas cómodo. El caso es que, cuando empieces a correr, tu cuerpo ya haya entrado en calor. Es aconsejable que el calentamiento sea en un lugar con una temperatura intermedia entre el calor del hogar y el frío de la calle.

Asimismo, no se pueden olvidar tampoco los estiramientos posteriores para evitar la aparición de lesiones, preferiblemente, a realizar también en interiores.

El viento es un factor decisivo a tener en cuenta cuando se sale a correr. Es recomendable comenzar con el viento en contra y, cuando estés finalizando tu sesión, ir con el viento a favor. La razón es que, cuando estés concluyendo, ya habrás sudado, por lo que, por muy buen material deportivo que lleves, es posible que el sudor se enfríe y corras el riesgo de enfermar.

Además, ir con el viento a favor también te puede dar ese impulso extra que necesitas cuando ya estás agotado.

Sigue todos estos consejos cuando vayas a salir a correr en invierno y verás que tus sesiones de entrenamiento son mucho más completas.