La carrera patrocinada por el Banco Santander, volvió a lanzar varios mensajes a la sociedad con la organización en Madrid de un itinerario que partió desde la calle Serrano hasta la meta en el Paseo Camoens. Como punto básico de la celebración, hay que destacar el esfuerzo por incorporar a las mujeres de cualquier edad a la práctica deportiva, así como luchar contra el cáncer y combatir y reivindicar las desigualdades sociales y educativas que padecen las mujeres. Además, la Carrera de la Mujer mantiene en este evento el espíritu solidario que le caracteriza. Apoya económicamente a la Asociación Española contra el Cáncer y a tres fundaciones más. Wanawake Mujer, Pulseras Rosas y la Fundación Clara Campoamor recibirán donaciones económicas por parte de la Carrera de la Mujer.

El recorrido tuvo una participación de 18.000 mujeres, que partieron a las 9:00h de la mañana con mucha ilusión desde Serrano. Al grito de nuestra embajadora Carolina Marín, que amadrinó el evento y que daba el pistoletazo de salida, la carrera arrancó con todas las medidas de seguridad posibles debido a la pandemia del covid-19. La salida se realizó por oleadas como medida de prevención ante el aluvión de participantes que plagaron las calles de la capital. Recorrieron sus lugares más emblemáticos, pasando por la imponente Puerta de Alcalá y cruzando la Plaza de Cibeles y de Colón. Entre ellas, la presentadora de televisión Anne Igartiburu y la exjugadora de balonmano Eli Pinedo, representaron a Sports Santander y juntas recorrieron los lugares más icónicos de Madrid vestidas de rosa. La llegada se produjo en el Paseo Camoens en un ambiente de día festivo y emotivo. En la meta, Felipe Martín, director de Patrocinios del Banco Santander, en colaboración con el Comité Olímpico Español (COE), entregó a la Carrera de la Mujer el Sello de Evento Deportivo Sostenible. Este sello pretende poner en valor un evento deportivo que promueve el desarrollo sostenible y que tiene como objetivo concienciar a la sociedad española del camino a seguir para preservar el medioambiente.

En lo deportivo, la atleta Tamara Sanfabio se convirtió en la ganadora de la carrera después de realizar un recorrido espectacular. Había participado en otras ediciones de la Carrera de la Mujer y las había ganado. Esta vez, se subió al podio en su ciudad. Además, entre las 18.000 corredoras, también participaron en la carrera 12 mujeres de “Trainsplant" y un grupo de Zapatillas Solidarias.

Todas las participantes lucieron en sus dorsales el número 016, el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista, y en la salida de la carrera, dieron el homenaje que se merecen a algunas de las grandes deportistas paralímpicas de  país.

En definitiva, la Carrera de la Mujer volvió a Madrid reafirmándose como un evento único y especial en nuestra sociedad. Un recorrido que lucha por diferentes causas sociales relacionadas con la mujer. Un ambiente de fiesta que se seguirá prolongando en las distintas citas programadas en otros rincones de nuestro país.